viernes, 5 de julio de 2013

Rollito de papel de arroz con pak choi y enoki


Ingredientes
12 tortitas de papel de arroz
1 manojo de setas enoki
1 manojo de Pak Choi
4 setas shitake
1 zanahoria
1 cebolla
1 trocito de jengibre
Salsa de soja
Semillas de sésamo para decorar

Elaboración:
Las setas shitake se pueden conseguir frescas o deshidratadas, las deshidratadas son las más fáciles de conseguir y es tan sencillo como dejarlas en remojo con agua caliente al menos una hora, una vez hidratadas les quitamos el tallo leñoso y las cortamos en tiritas bien finitas. Pelamos la cebolla y la zanahoria, las cortamos en juliana bien fina. En una sartén con unas gotitas de aceite de oliva salteamos la cebolla y la zanahoria, unos instantes, luego añadimos la setas shitake, retiramos del fuego y añadimos un poco de jengibre rallado y unas gotitas de salsa de soja, reservamos.
En un cazo ponemos agua a hervir, cuando rompa el hervor escaldamos ligeramente las hojas de pak choi, reservamos.
En un bol con agua templada remojamos la tortita de papel arroz, una a la vez, y solo por una instante, aproximadamente 10-15 segundos, una vez remojada la tortita ponemos la hoja de pak choi, en el interior de esta el salteado y por encima las setas enoki previamente lavadas (estas setas no necesitan cocción, son muy parecidas al champiñon francés, pero en versión oriental), cerramos la tortita de arroz como si fuera un paquetito. 
Y ya está, es ideal como aperitivo o entrante, se sirve con salsa de soja que se puede decorar con algunas semillas de sésamo ligeramente tostado. 

miércoles, 3 de julio de 2013

Salud y Belleza ¿Qué son los radicales libres?

Antes de hablar de los Radicales Libres, tenemos que comenzar explicando que es una reducción y oxidación (Red-ox), los átomos que nos constituyen se hallan en un estado de neutralidad o equilibrio eléctrico, con todos sus electrones felizmente dispuestos. Los electrones son partículas cargadas negativamente que giran por pares en una órbita alrededor del núcleo del átomo positivamente cargado y de partículas neutrales desprovistas de carga eléctrica. Normalmente, el número de partículas positivas en el centro, equilibra el número de partículas negativas circulando a su alrededor, dejando al átomo eléctricamente equilibrado. Sin embargo, si todo el conjunto permaneciera eléctricamente neutro no podríamos sobrevivir. Nuestros cuerpos dependen de la generación de energía que produce la permuta controlada de esos electrones entre una clase de molécula y otra. Esta actividad se llama reacción redox y se produce en cada célula, principalmente en unas estructuras internas de la misma, las llamadas mitocondrias. Estas estructuras se comportan como pequeñas centrales de energía.


La palabra "redox" evoca las dos fases de este tipo de transferencia de actividad energética: la reducción, proceso por el cual una molécula adquiere (o acepta) un electrón de otra sustancia, y la oxidación, el proceso opuesto por el cual una molécula pierde (o cede) un electrón a otra molécula. En el proceso de cesión, el electrón cedido o perdido desmonta a la pareja de electrones que giraban tranquilamente en órbita alrededor del núcleo, convirtiendo a la molécula de estable en inestable, lo que los bioquímicos denominan un radical libre. Una vez formado, el radical libre es fuertemente reactivo, porque busca aparear su electrón aislado o libre con uno de otra molécula. La formación del radical libre constituye una especie de equivalente bioquímico del dicho "desvestir a un santo para vestir a otro", a saber, el átomo A toma un electrón de B, B uno de C, C uno de D, y así sucesivamente. Mientras esta reacción en cadena permanece bajo control, toda va bien.


La formación de radicales libres, no obstante, no siempre va a nuestro favor. Los efectos perjudiciales de los productos químicos, de la radiación solar, el ozono, el humo del tabaco, los aditivos a los alimentos y el oxígeno, contribuyen a la formación de radicales libres que conducen al envejecimiento y a la instauración de la enfermedad, lesionando el tejido humano y son responsables de la aparición de enfermedades como la artritis, las cataratas, la enfermedad coronaria o el cáncer.

Los radicales libres se forman cuando las moléculas se oxidan. Una vez despojadas de uno de sus felices pares de electrones, la molécula (ahora radical) se vuelve intensamente reactiva, y en su insensato afán de restablecer su propio equilibrio eléctrico, acabará robando un electrón de alguna otra molécula, este proceso puede dañar, alterar o envejecer a la molécula atacada. La molécula inocente así tratada podría ser una subunidad de cualquier tejido de nuestro organismo y a menudo realizan el lado sucio de su trabajo contra el ADN que constituye el material genético en el núcleo de cada célula generando un daño sustancial que como mínimo inutilizará la célula o en el peor de los casos la transformará en un célula rabiosa, incontrolable, susceptible a transformarse en germen cancerígeno. De ahí la mala reputación de los radicales libres.

Igual que ocurre muchas veces en la vida, esta moneda tiene dos caras. Los radicales libres son por un lado biológicamente dañinos y por otra, necesarios para la salud. El correcto funcionamiento de un sistema inmune sano depende de la profusión de radicales libres, liberados por los glóbulos blancos de la sangre durante su combate contra virus y bacterias, sin estas armas el poder letal de los radicales libres sería nulo y nos veríamos sin defensa frente a la infección. Lo que para un hombre es un buen alimento para otro es veneno.


Como el daño es principalmente oxidativo, el grupo de vitaminas y minerales son una defensa contra los radicales libres en la categoría de antioxidantes. En especial las vitaminas A, C y E, el beta-caroteno, los minerales Selenio y Zinc y el péptido glutatión.

viernes, 28 de junio de 2013

Pasta con salmón, tomates secos y alcaparras



Ingredientes:
250g de spaguettis
200g de salmón fresco
6 tomates semi secos o secos hidratados
2 cucharadas soperas de alcaparras
1 cebolla
1 diente de ajo
aceite de oliva extra virgen
perejil para decorar

Elaboración:
Ponemos agua en un cazo y dejamos que rompa hervor, una vez que el agua esté hirviendo añadimos los spaguetis con una pizca de sal y una gotita de aceite, dejamos cocinar el tiempo recomendado de cocción que aparece en el paquete de spaguettis. 
Pelamos y picamos la cebolla muy fina, en una sartén la cocinamos con un chorrito de aceite hasta que la cebolla quede dorada. Pelamos y picamos el ajo y cortamos el salmón en dados pequeños, lo añadimos al sofrito de cebolla y dejamos cocinar a su punto, incorporamos los tomates semi secos cortado en trocitos y las alcaparras, removemos y retiramos del fuego. 
Mezclamos la preparación con los spaguettis ya cocinados y le añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen y salpimentamos a gusto (las alcaparras ya son bastantes saladas, es importante al final de la preparación verificar el punto de sal, aconsejo no añadir sal antes, sino más bien al final). 
Servimos y decoramos con una hoja de perejil. 

miércoles, 26 de junio de 2013

Medio ambiente y salud: ¿Qué es la capa de Ozono?

El exagerado crecimiento demográfico, está agotando aceleradamente los recursos naturales del planeta y saturando la capacidad de esta en recuperarse. El aumento de la contaminación en la medida en que el hombre mantiene un constante crecimiento industrial para satisfacer sus necesidades. Este crecimiento trae consigo desechos tóxicos de efecto invernadero, lluvias ácidas y contaminación de los ríos, lagos y mares, todos los cuales venían siendo los principales problemas de contaminación para la humanidad. Pero hasta hace poco, no se conocía a ciencia cierta sobre la gravedad de la destrucción de la capa de ozono, cuyo agujero a alcanzado una extensión de 24,1 millones de kilómetros cuadrados, equivalente a la extensión de América del Norte.


Aspecto del agujero en la capa de ozono en el año 2000. (Foto: AP)
Aspecto del agujero en la capa de ozono en el año 2000.

La capa de ozono nos protege de las mortíferas radiaciones ultravioleta provenientes del Sol. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha confirmado la detención de la tendencia negativa en la destrucción de la capa de ozono, aunque su recuperación hasta los niveles anteriores a 1980 -cuando se alertó del problema- no se producirá hasta el 2050 como mínimo, y hasta el 2075 en el caso de la región antártica.

Componentes que dañan la capa de ozono

Los CFC, cuyo nombre comercial es Freón, es un tipo de gas refrigerante que se inventó en los años 30 y se utilizó en cantidades industriales para refrigerar desde aires acondicionados hasta utilizarse en aerosoles. El problema con los clorofuorocarbonos es que al dispersarse en la atmósfera básicamente “consumen” ozono en la atmósfera lo que disminuye su presencia (el proceso es mucho mas complejo, claro, pero la idea es que se entienda).

En la actualidad el uso de los CFC ha disminuido considerablemente pero todavía existe un riesgo de que la capa de ozono vuelva a agrandarse (lo dijo incluso la persona que ganó el premio nobel por estudiar el agujero de ozono).

El como el bromuro de metilo es un fungicida que también daña tremendamente el ozono de la atmósfera y se utiliza para fumigar desde campos de golf hasta plantaciones de distintas especies de plantas.
Contaminantes primarios: o emitidos directamente por la fuente, como aerosoles, óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno, hidrocarburos, monóxido de carbono y otros menos frecuentes como halógenos y sus derivados (Cl2, HF, HCl, haluros,...), arsénico y sus derivados, ciertos componentes orgánicos, metales pesados como Pb, Hg, Cu, Zn, etc. y partículas minerales (asbesto y amianto).

Contaminantes secundarios: se forman por reacción de los primarios con los componentes naturales de la atmósfera, existiendo una gran familia de sustancias producidas por reacciones fotoquímicas. Comprende al ozono, aldehídos, cetonas, ácidos, peróxido de hidrógeno, nitrato de peroxiacetilo, radicales libres y otras de diverso origen como sulfatos (del SOx) y nitratos (del NOx), la contaminación radiactiva a partir de radiaciones ionizantes o la contaminación sonora a expensas del ruido.

El incremento de la radiación UV-B agrava enfermedades respiratorias, bronquiales, asma, cardiovasculares, bronquitis crónica, anemia y afecta funciones cerebrales, produce irritación en los ojos, afecta funciones mentales y causa problemas de conducta del ser humano.
  • Inicia y promueve el cáncer a la piel maligno y no maligno.
  • El 90% de los cánceres de piel se atribuyen a los rayos UV-B y se supone que una disminución en la capa de ozono de un 1% podría incidir en aumentos de un 4 a un 6% de distintos tipos de cáncer de piel, aunque esto no está tan claro en el más maligno de todos: el melanoma, cuya relación con exposiciones cortas pero intensas a los rayos UV parece notoria, aunque poco comprendida y puede llegar a manifestarse hasta ¡20 años después de la sobre exposición al sol!.
  • Daña el sistema inmunológico, exponiendo a la persona a la acción de varias bacterias y virus.
  • Provoca daño a los ojos, incluyendo cataratas.
  • La exposición a dosis altas de rayos UV puede dañar los ojos, especialmente la córnea que absorbe muy fácil estas radiaciones. A veces se producen cegueras temporales y la exposición crónica se asocia con mayor facilidad de desarrollar cataratas.
  • Hace más severas las quemaduras del sol y avejentan la piel.
  • Aumenta el riesgo de dermatitis alérgica y tóxica.
  • Activa ciertas enfermedades por bacterias y virus.
  • Reduce el rendimiento de las cosechas.
  • Reduce el rendimiento de la industria pesquera.

Cómo proteger la capa de Ozono:

  • Comprar aerosoles que no contengan CFG
  • Comprar matafuegos (extintores) que no contenga Halones
  • Evitar consumir alimentos empacados en cajas hechas con espumas de poliestireno
  • Buscar técnicos de aires acondicionados y de refrigeradores que utilicen y cuenten con máquinas de recuperación y reciclaje de CFC

Cómo protegerse de la capa de Ozono:

  • Si vas al sol utiliza gafas con protección UV (ultravioleta).
  • Usar sombrero.
  • No exponerse al sol entre las 11 y las 15 horas.
  • Utilizar cremas con protección solar homologadas.

viernes, 21 de junio de 2013

Croquetas de tofu



Ingredientes:
100g de zanahoria rallada
100g col lombarda picada
250gr de tofu triturado
1 cebolla tierna picada fina
1 huevo ecológico batido
1 diente de ajo picado
50g de semillas de sésamo
2 cucharadas de perejil picado
sal-pimienta a gusto
Aceite de oliva extra virgen

Elaboración:
Mezclamos todos los ingredientes hasta que estén bien ligado, con las manos limpias cogemos una cucharada de la masa y hacemos bolitas, si la pasta no queda muy ligada a lo mejor poner otro huevo batido, si la masa queda muy húmeda, podemos corregir añadiendo un poco de harina integral. Cuando ya tenemos todas las bolas hechas, las freímos en aceite de oliva hasta que queden doradas por ambos lados, dejarlas sobre  papel cocina para que chupe el excedente de aceite. Servir y decorar con una ramita de perejil fresco. 

miércoles, 19 de junio de 2013

Salud femenina: Menopausia y colesterol.

En la menopausia, la disminución en el nivel de estrógenos, causa entre otras modificaciones, el aumento del colesterol LDL o malo y el descenso del colesterol HDL o bueno. Por tal razón, las mujeres menopáusicas deberían prestar especial atención a sus valores de colesterol en sangre, para prevenir y evitar complicaciones derivadas de la hipercolesterolemia, tales como enfermedades cardíacas o cerebrovasculares.


Los estrógenos son un factor protector contra las enfermedades cardíacas en las mujeres. Sin embargo, a partir de la menopausia, el descenso en el nivel de estrógenos produce modificaciones en el perfil lípidico, que pueden pasar desapercibidas si no se pide una analítica de sangre, para verificar que los niveles de colesterol se mantienen bajo control.

Al bajar la cantidad de estrógenos en el organismo, aumentan los reservorios de grasas y cambia su distribución en el cuerpo. Estos cambios en la grasa corporal determinan que aumente el colesterol total, en especial el malo o LDL y los triglicéridos, a expensas del colesterol bueno o HDL que disminuye.


Para evitar un cambio brusco en los niveles de estrógenos causantes del modificación lipídica, se recomienda ante los primeros síntomas pre-menopausico o alrededor de la edad menopausica complementar la dieta con alimentos o con plantas con acción estrogénica. Los fitoestrógenos regulan los trastornos por consecuencia de un déficit o exceso en la producción de estrógenos, los fitoestrógenos (también conocidos como isoflavonas) son unos compuestos no esteroideos de origen vegetal que presentan una estructura bioquímica semejante a la de los estrógenos humanos. Sus beneficios son muchos, entre ellos podemos mencionar:
  • Regulan el ciclo menstrual
  • Actúa como antioxidante
  • Disminuyen los niveles plasmáticos de LDL y triglicéridos
  • Aumenta los niveles plasmáticos de HDL
  • Evita la descalcificación osea, previniendo la osteoporosis
Los alimentos ricos en fitoestrógenos son: las legumbres (soja, garbanzos, lentejas, judías), cereales integrales (trigo, avena, centeno, cebada), semillas de lino y calabaza, frutas (arándanos, uvas negras), brotes de alfafa o soja, verduras (brécol, col, hinojo), condimentos (comino, salvia, semillas de hinojo, ñame, romero, salsa de soja, miso).

En caso de suplementación con isoflavonas se recomienda una dosis diaria de 40-50mg.

lunes, 17 de junio de 2013

Bronceado y Cuidados para cada Tipo de Piel

En la antigüedad, la gente se emblanquecía la piel con productos que hoy se sabe que son tóxicos. Por ejemplo, ya en el año 400aC, los griegos se blanqueaban la piel del rostro con polvos hechos de carbonato de plomo. Popea Sabina, esposa del emperador romano Nerón, seguía esta costumbre. En el siglo XVI, algunas italianas utilizaban arsénico para dar a su rostro un aspecto translúcido. Pero desde que la diseñadora francesa Coco Chanel popularizó la moda del bronceado a principios de la década de 1920, esta se ha generalizado bastante. Mucha gente pasa horas enteras tomando el sol. 


El oscurecimiento de la piel es causado por un incremento de un pigmento corporal denominado melanina, este pigmento se encuentra en las células de epidermis y se sintetiza con la exposición de esta ante la radiación de la luz ultravioleta existente en el espectro luminoso de la luz solar. La melanina se produce específicamente por las células denominadas melanocitos y tiene como misión proteger al cuerpo de excesos en la radiación solar, que podría llegar a ser dañino para la salud. El oscurecimiento de la piel torna a ser del color del bronce, de ahí su nombre. Dependiendo de la genética de la personas se puede alcanzar el oscurecimiento con mayor o menor progresividad.


Tipos de piel y protección adecuada:
  • Tipo Celta: piel muy clara, lechosa y con pecas. Normalmente tienen el cabello pelirrojo o rubio muy claro y ojos azules. El tipo de piel es pobre en melanina y la exposición al sol generalmente les genera quemaduras y no logran fijar el tono bronceado. Esto se debe a que por generaciones han habitado en lugares con poca exposición solar y son más receptivos a la hora de captar la luz ultravioleta necesaria para la formación de vitamina D. Un exceso de exposición solar a largo plazo les puede provocar problemas de la piel como un carcinoma. Este tipo de piel debe evitar prolongadas exposiciones al sol y evitar rotundamente los horarios críticos de sol (entre 10 a 16 hs), se le recomienda utilizar protección solar alta.
  • Tipo Germánica: piel clara, fina y sensible. Generalmente de cabello rubio o castaño claro, ojos azules, verdes o grises. Suelen quemarse en los primeros días de exposición solar, pudiendo lograr un ligero bronceado. Este tipo de piel debe evitar los horarios de sol (entre 10 a 16 hs), se le recomienda una exposición solar progresiva con protección alta.
  • Tipo Mixto: Piel blanca con una pequeña tonalidad marrón, es típica de las razas europeas. Ojos castaños o grises. Suelen quemarse por exceso de exposición solar en horarios de mayor intensidad, logran obtener un bronceado moderado. Este tipo de piel se le recomienda utilizar una protección alta en las primeras exposiciones solares y gradualmente utilizar una media.
  • Tipo Mediterráneo: piel amarronada ligera, de ojos oscuros y cabello castaño o negro. Se broncean con facilidad, se queman pocas veces. Este tipo de piel necesita una protección media.
  • Tipo Moreno: piel morena, amarronada intensa. Cabellos y ojos oscuros o negros. Su piel suele ser muy resistente, tienen altos niveles de melanina que los protege de manera natural. Se broncean rápidamente, no suelen quemarse. Este tipo de piel necesita una protección media en las primeras exposiciones solares y gradualmente usar una baja.
  • Tipo Negro: piel negra. Cabello y ojos oscuros. Nunca se queman por su alta concentración de melanina que filtran rayos tanto del tipo A como B. Nucan se queman y su piel se oscurece ligeramente. Pero un mínimo de protección se les recomienda utilizar.