miércoles, 19 de octubre de 2011

Remedios caseros para la gripe

Tanto para el resfriado como para la gripe los mejores remedios caseros son:
  • Reposo, dormir ayuda a restablecer el sistema inmune.
  • Ingesta abundante de agua, para combatir la posible deshidratación provocada por la fiebre y activar las vías de eliminación de toxinas.
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco. Ambos debilitan el sistema inmune y el tabaco en especial debilita el pulmón. El pulmón es la primera barrera protectora que tenemos, las vías respiratorias son las más susceptibles a las infecciones de nuestro entorno. 
  • zumo de zanahoria y naranja, rico en vitamina C
  • Evitar el estrés que debilita el sistema inmune.
  • Evitar los lácteos que son mucolíticos.
  • La dieta es preferible que sea ligera, rica en vegetales cocidos, cereales y legumbres bien cocinadas para mejorar su digestibilidad, pescado y frutas cocidas. Se recomienda más alimentos cocidos que crudos porque son más fáciles de digerir y también para proporcionar calor al cuerpo. Aunque tengamos fiebre es una reacción inmunológica hacia un agente extraño (el virus), pero tanto el resfriado como la gripe, en la mayoría de los casos son producidos por golpes de frío.
    El ajo y el jengibre aliados para la gripe
    El ajo y el jengibre aliados para la gripe


Alimentos ricos en Vitamina C y Vitamina A. Todos los vegetales y frutas contienen vitamina C, la vitamina A la encontramos tanto en las zanahorias y en la calabaza, verduras idóneas para restablecer la salud. El ajo y la cebolla son muy recomendadas por sus propiedades inmunoestimulantes.



    Para aliviar los síntomas:
    • Té de Saúco, reduce la duración de la convalecencia. Para preparar el té de saúco haga una infusión con una cucharada de bayas de saúco por taza y deje que repose 10 minutos; bébase una taza tres veces al día hasta que los síntomas desaparezcan. Como alternativa al té, puede tomar 40 gotas de extracto de bayas de saúco disueltos en un vaso de agua caliente cada cuatro horas.
    • Té de jengibre, limón y miel. Calienta y cura
      Raíz de Jengibre y limón.
    • La fiebre, el calor tiende a subir que refrescar la frente con un paño remojada con agua fresca puede ayudar mucho a aliviar la molestia. La fiebre no debe superar los 40ºC, esta temperatura amenaza a proteínas de vital importancia pudiendo provocar necrosis de tejidos e infarto cardíaco. Infusión de Verbena, una cucharadita de planta seca por taza de agua, infusionar 10 minutos y beber 2-3 tazas al día. O el Jengibre, una cucharadita de raíz seca por vaso de agua más algunas gotitas de zumo de limón para potenciar su valor, esta preparación es algo picante y ácida, endulzar con miel, beber caliente
    • Para el dolor de garganta, el tomillo que es un potente antiséptico. Una cucharadita de flores secas por taza, infusionar 10 minutos, 2-3 tazas al día. 

    1 comentario:

    1. Post muy útil Importante también el tema del tabaco.
      Besos

      ResponderEliminar