miércoles, 24 de mayo de 2017

Mindfulness, el poder del cambio y la transformación

El Mindfulness también llamado "atención plena" es un tipo de meditación, esta es una actividad intelectual en la que se busca lograr un estado de atención centralizada en un pensamiento o sentimiento de felicidad, tranquilidad y armonía. Este estado se recrea en el momento presente y pretende liberar la mente de pensamientos nocivos o negativos que generan conflicto y desgaste de energía emocional.
imagen de una persona que libera su mente

El Mindfulness y la meditación tienen como objetivo el modo en el que manejamos nuestro foco de atención.

Con la práctica constante ayudamos a tranquilizar la mente, vivir el momento de manera más intensa y plena, nos ayuda a superar los conflictos de manera más eficiente.

Practicar Mindfulness significa creer que eso va servir para mejorar la calidad de vida en ciertos aspectos, pero implica creer que en ideas relacionadas con la religión. Es por eso que con frecuencia se utiliza el término Mindfulness para hablar sobre una especie de meditación basada en los principios de la ciencia.

El Mindfulness desvincula la meditación de la religión y la convierte en una herramienta para la mejora de la autoestima, superación de adicciones o enfermedades, resolución de conflictos, control de la ansiedad y el nerviosismo. Desarrolla la resiliencia y la compasión. Nos ayuda a separar las emociones del conflicto y observar el conflicto desde otro punto de vista más objetivo, esta visión permite una mayor efectividad de resolución del problema, nos ayuda a utilizar la emoción como una energía que nos moviliza pudiendo separar de ella la emoción negativa que nos limita, frena la reactividad y libera nuestra mente.

imagen de una persona que realiza meditación
Ante una emoción negativa concéntrate en tu respiración, permite el cambio y la transformación

La ira es una emoción que muchas veces consideramos negativa y nos genera rechazo, pero si observamos esa emoción como una emoción que nos quiere comunicar un desagrado o desconformidad ante un suceso y aprovechamos esa energía para generar una cambio positivo, la ira se transforma. La ira pasa a ser el motor que nos ayuda a salir de esa área de confort y convierte esos aspectos negativos en algo nuevo, renovado y positivo, la energía que nos dará nos impulsara a un cambio y a la mejora que realmente necesitamos, convertimos a la ira, ese sentimiento negativo en una aliada en vez de un enemigo. Esto trae a mi memoria la famosa frase: "no hay mal que por bien no venga".

El mindfulness nos hace desarrollar este aspecto positivo de transformación. La vida es una constante transformación. Estamos en un estado evolutivo constante. Nos ayuda a tener la mente abierta y a ser  más receptivos a las oportunidades que nos da la vida.

El Mindfulness es el aquí y ahora. Aprovechar las oportunidades que nos regala la vida, no quedarnos enganchados añorando aquello que hemos perdido sino quedarnos con aquello que hemos ganado, permitir el cambio para generar la transformación nos da el poder para hacer de nuestro sueños una realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario